Andrea Domenech Revesz Artista

Biografía y La Buhardilla del Arte

El acto creativo convoca el encuentro con la vida, con uno mismo y con los demás. El buzo creador se dispone a soltar las amarras de lo conocido para realizar una inmersión en “otro lugar” que se origina en los límites del sí mismo desacostumbrado y el entorno; un viaje en el que tendrá que aprender de nuevo a MIRAR.

Me llamo Andrea Domenech Revesz y soy la creadora de La Buhardilla del Arte, un espacio para la creación que se origina en Santander en Abril del 2019.

A modo de presentación escribo a continuación algunas líneas sobre mi recorrido personal y profesional para que podáis acercaros un poco a mi persona creadora y podáis entrever las raíces de La Buhardilla.

Me licencié en la Facultad de BELLAS ARTES de BARCELONA en el 2007, desarrollando el último curso de la carrera en la Universidad de Atenas con una beca Erasmus. Inicié los estudios en el año 2002 y hasta el 2004 me instruí entre diferentes disciplinas, siendo la fotografía la que finalmente atrajo más mi atención. 

En el 2005 realicé mi primer proyecto, HISTORIAS DE LA CALLE, un trabajo fotográfico que muestra mi experiencia personal al lado de personas sin techo que vivían en ese momento en diferentes barrios de Barcelona. El proyecto se origina a lo largo de algunos meses a través de nuestros encuentros cotidianos. Formalizado en formato de diario fotográfico acoge un carácter intimista que caracterizará desde entonces la línea de mi trabajo. Historias de la calle se define dentro de un marco documental reuniendo imágenes y textos -citas personales y transcripciones de diálogos- que cuentan sobre las vidas de los protagonistas y nuestros encuentros.

En Grecia desarrollé mi segundo proyecto fotográfico; interesada por ahondar en una relación con el medio fotográfico que apuntara a la técnica y la temática del paisaje, a lo largo del curso realicé varias incursiones a las islas, al interior de Grecia y también a Turquía. Definí el proyecto siguiendo el impulso de una pregunta: qué qué era aquello que tenían en común los diferentes lugares y me ligaba a ellos, que despertaba mi emoción. Quería desvelar algo de ese vínculo, conocerlo más de cerca, comunicar algo de ese misterio a través de las fotografías. 

Al terminar mis estudios en Bellas Artes quise continuar formándome, investigar más profundamente las posibilidades del proceso creativo y emprender proyectos más cercanos a un marco de intervención social. 

En el 2009 decidí inscribirme en los estudios del máster de ARTETERAPIA ofrecidos por la Escuela de Expresión y Comunicación de Barcelona y la Universidad de Vic. En el 2010, me trasladé a INGLATERRA donde viviría durante 3 años y desde donde viajaría a Barcelona para continuar desarrollando mi formación en Arteterapia. 

En Inglaterra realicé mis prácticas en  The Banbury Therapy Centre, dentro de su organización Special & Different que se ocupa de ofrecer tratamiento a personas que sufren dificultades relacionadas con adicciones. Luego, trabajé con The Mill, un proyecto que forma parte de la organización MIND y facilita servicios a personas con dificultades relacionadas con la salud mental. Finalmente trabajé con Bayberry Clinic, un centro residencial de rehabilitación de adicciones situado en la zona rural de Oxfordshire. 

En el 2013 regresé a BARCELONA. Ese fue un año de ajuste a las nuevas circunstancias. Me encontré con muchas más dificultades que en Inglaterra para conseguir un puesto como arteterapeuta ya que esta disciplina en España no goza del mismo reconocimiento; a pesar de ello, tuve la suerte de poder desarrollar algunos talleres de mediación artística. Más adelante, coincidiendo con una suerte de buenos encuentros y motivaciones, iniciaría mi carrera artística profesional. 

Durante esos años, hasta el 2018, realicé varios proyectos, exposiciones y residencias artísticas. Investigué una variedad de medios y lenguajes, eduqué la mirada y me dejé impresionar por los encuentros y desencuentros que acontecieron a largo del camino. La principal protagonista de mi recorrido fue la pintura y fue a través de ésta con la que llegué hasta el vídeo y la performance. 

En el 2015 conseguí la beca de la organización cultural DA WANG CULTURE HIGHLAND para trabajar en sus instalaciones en SHENZEN, en una pequeña aldea que se encontraba en la montaña; allí empecé a dar forma a un proyecto que desarrollaría entre China, Tailandia, Barcelona y más adelante Islandia.

Mi trabajo transita entre las formas del paisaje y las de la corporeidad. Me interesa la plasticidad de aquello que encontramos en las zonas límite, el poder de la sensibilidad y la porosidad de los umbrales. 



BREYTINGAR-mudances

BREYTINGAR (mudanzas) da nombre a un proyecto video gráfico que se formaliza en Islandia durante la primavera de 2017, en el curso de la participación en el programa residencial artístico del centro cultural NES en Skagaströnd.

“Breytingar”, nombre femenino, es el plural de “breyting”, concepto que designa cambio y podría ser mudanza.

El Objetivo de BREYTINGAR (mudanzas) es investigar y dar visibilidad a los procesos corporales experimentados durante la fase de adaptación al nuevo entorno geográfico-cultural. El gesto es el protagonista y el motor articulador del proyecto; a través de su exploración, su modulación y diferentes estados, se crea el espacio-tiempo de la producción.

Entendiendo que un cambio de contexto puede provocar una fisura en la experiencia de la identidad, en Breytingar esta posibilidad se realiza y se usa como desencadenante de la creación y marco de reflexión en el que se piensa sobre cómo ocupar el cuerpo se relaciona con la ocupación del lugar.

Construyendo vínculos entre los lugares encontrados, los procesos de producción con el cuerpo, y el sonido como tercer factor, BREYTINGAR (mudanzas) muestra un itinerario visual a través de una secuencia de fases asociadas a diferentes días en los que tiene lugar la experiencia.


Una reflexión sobre las sombras del cuerpo

Una reflexión sobre las sombras del cuerpo es un proyecto artístico en el que trabajo desde finales del 2015. Mi intención es abrir un espacio de reflexión en el que poder pensar la identidad des de una mirada que observa el cuerpo mas allá de los limites acostumbrados, que convoca un encuentro con sus pieles mas profundas.
Con este fin, desarrollo un proceso trans-disciplinar que me permite trazar varios recorridos entre lo visible y lo oculto, moverme en un diálogo abierto y multi-focal a través del cual la obra se despliega creando nuevos sentidos de la corporeidad generada por un cuerpo que es mediador y lugar de encuentro, que sostiene de forma latente memorias que restan de la experiencia y en la sombra de la consciencia.  
En el proceso mi cuerpo es herramienta de trabajo, objeto observado y sujeto observador. En una primera fase lo descubro y aprehendo, generando producciones espontáneas en las que exploro diferentes estados originados entre el movimiento y la quietud; busco en él un lugar de anclaje con lo oculto desde donde observar un esqueleto hasta entonces invisible de la imagen corporal.
Recojo esta experiencia con video grabaciones que utilizo como estudio previo para las siguientes fases del proceso en las que medio con la edición de video, series fotográficas, pintura y actualmente dibujo sobre papel.  


Vasijas

Vasijas es un proyecto desarrollado entre China, Tailandia y Barcelona durante el año 2015.
Una vasija es un objeto en el que se depositan y quedan contenidas cosas, un espacio que actúa como receptáculo.
A lo largo de los siglos cada vasija ha guardado su propia historia y misterios; las más antiguas se cuenta hoy que tienen entre 18000 y 20000 años de antigüedad. Se diferencian por los materiales y métodos de producción con que han sido hechas, por sus decoraciones exteriores, por sus funciones y propósitos, y todas tienen en común un interior vacuo en el que se instala tanto un carácter funcional como simbólico.
En mi proyecto asimilo la imagen del cuerpo a la idea de vasija. Pienso en un cuerpo con límites sensibles y permeables, en un vacío en su interior que se define a través del tiempo y de las historias. Pienso en espacios llenos de memorias latentes que eclosionan sobre el lienzo desvelando los secretos de una corporeidad, como la mano que entra en una vasija para recoger algo del contenido que ha estado oculto en su interior durante largo tiempo.
Es un cuerpo por dentro explicado a través de las texturas y tonos de sus diferentes pieles, de sus fragmentos, de sus sombras y vacíos.   
Estados del cuerpo aislados en cada Vasija que se expresan sobre un telón de fondo en silencio.


Lugares en transición

Lugares en transición  muestra una serie de obras donde se representan paisajes poco comunes que podrían localizarse en la fina línea fronteriza que separa a veces lo extraño y lo familiar. Son paisajes plásticos descritos a través de un lenguaje que navega entre la figuración y la abstracción, en un proceso donde se fusionan materias internas y externas.

A través de estas representaciones cuestiono las relaciones entre el cuerpo, el paisaje y el espacio de la obra plástica. Pueden todos los paisajes estar en transición puesto que todos existen bajo un orden cambiante relativo a la cultura, a la historia, el territorio... No obstante, en estas obras abordo el concepto en una reflexión basada en una mirada que observa lugares que transitan entre lo conocido y lo desconocido, entre lo que se propio y lo que se común. Me gusta pensar en aleaciones de materias bajo un mismo orden vinculante, arquitecturas formales que se despliegan sobre la tela dando forma a geografías plásticas, y también, en paisajes tejidos con materias corporales.

 

NEO- FIGURACION FAUVISTA CON PROCESO DE ABSTRACCION

Por Arcadi Calzada

Asesor de arte y politólogo
Académico de la Reial Academia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi

Me sorprendió. Prisionero del color y de la creación imaginativa experimenté la emoción vital que transmite su obra.
Paisajes imaginarios, mundos submarinos, cielos evocadores y volcanes dormidos. Todo un mundo sugerente que invita a la contemplación.
Estamos ante una propuesta creativa que camina por la neo-figuración, prisionera del fauvismo y que en algunos casos llega a la abstracción.
Estallido de luz color y forma en una atmósfera cálida y contundente a la vez. Una obra interesante, que busca un lenguaje propio, que camina por espacios de amplia libertad.
Andrea Domenech Revesz se ha propuesto ser Artista y lo conseguirá.
Frente al dilema histórico entre lo que se sabe, lo que se siente y el concepto, sabe conjugar perfectamente todos estos registros para conseguir lo que quiere. El resultado es siempre una composición fresca y joven que transmite vida.
Otro valor significativo es la imaginación. Cada cuadro es el fruto de un profundo combate interior lleno de sueños deliberadamente poéticos.
Para dar mayor fuerza expresiva e introducir nuevos lenguajes, muchos creadores contemporáneos han utilizado el collage, la materia etc.. Andrea ha encontrado en el hilado textil un lenguaje complementario que refuerza su propuesta creativa. Todo ello es el resultado de una inquietud que emerge de su interior en la búsqueda constante de nuevas aventuras plásticas.?
Durante estos meses he comprobado un crecimiento artístico digno de tener en cuenta.
Esta muestra acontece significativa y esperanzadora.